Farmacias de turno

Banco Provincia ¿De qué Provincia?

El Gobernador Axel Kiciloff abre el período ordinario de sesiones señalando que «La anterior gestión nos dejó una Provincia en estado de abandono, seguridad, escuelas», a lo que faltó agregarle la Banca del Estado Provincial, y no por desatención de la anterior gestión política, sino por la propia inoperatividad laboral de un gran porcentaje de […]

Banco Provincia ¿De qué Provincia?

El Gobernador Axel Kiciloff abre el período ordinario de sesiones señalando que «La anterior gestión nos dejó una Provincia en estado de abandono, seguridad, escuelas», a lo que faltó agregarle la Banca del Estado Provincial, y no por desatención de la anterior gestión política, sino por la propia inoperatividad laboral de un gran porcentaje de sus empleados, en cuanto a la atención y al uso de los recursos del Estado.

Ya lo hemos contado en otra oportunidad, pero es dable reseñarlo nuevamente, el episodio que cuenta, en la década del 90′, cuando el Presidente Menem materializaba la privatización en toda empresa que gestionaba el Estado, e instruyó a su Gobernador Duahlde para hacer lo propio con el Banco Provincia.

Allí fué cuando autoridades sindicales bancarias, empleados y demás, apelaron a la sensibilidad social para ejercer presión y hacer desistir a las autoridades en su deseo privatizador.

Lejos quedaron esos tiempos y hoy… el Gobernador achaca estado de abandono a las autoridades anteriores, justo cuando el mundo marcha a informatizar y digitalizar la banca para convertirla en un gestión dinámica y eficiente, el Banco provincia se sobredimensiona de empleados que, en el mejor de los casos, y por la cantidad que trabaja en cada sucursal, debería hacer la vida mas llevadera a cada cliente.

Sin embargo, puede Usted pasarse una mañana entera, tratando de entender como funciona este torpe elefante, al que le puede pedir explicaciones y encontrará argumentos corporativos tan disímiles como disparatados.

Nada mas ver, esperando gente mayor, o con problemas, como es desplazada en su atención, por empleados jubilados del banco que creen tener el derecho de ser atendidos primeros por su condición de ex-empleados.

Policías interactuando con clientes para orientar en sus operaciones, cuando deberían estar concentrados en la prevención de un posible hecho, y lo cuento porque, note Usted que en Norteamérica o Brasil, no puede arrimarse al arma de un policía a menos de un metro y medio.

En los cajeros automáticos, ¿que decir? indefectiblemente todos los días, hay dos o tres que funcionan y otros que no tienen dinero, si lo tienen no dan ticket por falta de papel, o directamente exhiben el cartel de: «Fuera de servicio».

La puerta de acceso a los cajeros automáticos hace un tiempo se rompió, y la solución del gerente? dejarla abierta constantemente, con el indudable riesgo que conlleva, ingresar a hacer una operación de madrugada y ahhh!!! me olvidaba!!! Eso sí, con el aire acondicionado a tope de frío, pero con la puerta abierta, porque como rezaba la vieja frase: «Si hay miseria que no se note».

Sergio F. Nieli

Fragmento de la carta enviada al Director del Banco Provincia de Buenos aires y al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires